Es muy importante invitar a los niños y adolescentes a que se unan a las tareas del hogar, sobre todo, cuando se encuentran de vacaciones, ya que así resulta más fácil inculcarles el habito, precisamente porque disponen de más tiempo libre.

Cuando les enseñamos a hacerse cargo de sus propias cosas, creamos en ellos cierta independencia que los hará valerse por sí mismos cuando estén más grandes o, quizás, cuando les toque ir fuera de casa.

Aquí les dejamos cuatro pasos que deben de tener en cuenta para que la situación se lleve de la mejor manera:

  1. Muéstreles cómo se hace

Elija una tarea y muéstreles cómo se hace. Generalmente, los niños tienden a querer hacer lo mismo que los adultos. Ese podría ser un gancho para incentivarlos, de esta forma, los haremos sentir útiles y colaborarán sin problemas en las actividades del hogar.

  1. Tenga paciencia

Como  sabemos, los niños suelen demorar un poco en comprender lo que se les está enseñando. Aquí es muy importante tener bastante paciencia, sobre todo con los niños más pequeños. En estas situaciones conviene repetirles varias veces las cosas y de distintas maneras para que logren entender y no se frustren.

  1. Enséñales una sola tarea cada vez

Es probable que el niño quiera ayudar a realizar varias tareas a la vez, pero lo más probable es que no las realice del todo bien. Cuando nos encontremos en estas situaciones es muy importante enseñarles que tienen que hacer una sola tarea cada vez, por ello es necesario ir mostrándoles cómo se hace. Recuerda tener paciencia.

  1. Ten en cuenta la edad para las tareas que vayas a designar

En este punto es imprescindible establecer qué actividades pueden hacer y cuáles no de acuerdo a la edad que tengan. Por ejemplo, no podemos permitir que un niño de seis años lave los vasos, ya sea de la cena o del almuerzo, ya que podrían romperlos y, de paso, hacerse daño. En todo caso, podríamos encomendarles a ordenar su ropa, tender su cama o regar las plantas.

Incorpóralo en tu hogar y verás que tendrá grandes resultados en el desarrollo de tus hijos.